15.11.12

Fotografía: tipos y consejos

Merece la pena no escatimar demasiado con las fotos de la boda. El reportaje fotográfico será el recuerdo que perdurará toda la vida y que podréis disfrutar siempre y enseñar a vuestros hijos. Por experiencia os digo que os encantará revivir el día a través de las fotos. Para que os hagáis una idea, el reportaje de fotos que incluya CD con todas las fotos, Album grande y 2 Albums pequeños para los padres os puede costar entre 1.500 - 2.500 euros. El vídeo otros 600-800 euros.

Tenéis dos posibilidades para realizar el reportaje fotográfico: la tradicional, con su posados y fotos de familia, o la fotografía de boda espontánea. En mi opinión, el reportaje es lo bastante amplio como para que tengan cabida los dos tipos de fotografía. Si encontráis un fotógrafo que realice ambos tipos de fotos, tendréis el reportaje más completo.

Como consejo, si contratáis un fotógrafo más tradicional, podéis buscar en Internet fotos de boda más espontáneas que os gustaría tener, imprimirlas y dárselas  para que os las haga ese día de manera similar. Pero no le deis demasiadas, hay que dejarle tiempo para que os haga también las que él estime oportunas, ya que si le habéis elegido será porque os guste su estilo.

Muy importante: si queréis tener fotos con todos vuestros invitados, a la manera tradicional (posado) es imprescindible que lo organicéis. Lo ideal es hacer las fotos en la Iglesia, a la salida de la ceremonia o durante el cóctel. Lo  podéis organizar por grupos y pedir ayuda: o bien designáis a un responsable por grupo para que esté pendiente en el momento que decidáis hacer las fotos y reunir a todos los que deban estar en esa fotografía, o bien una o dos personas cercanas a vosotros que lleven una lista de los grupos a reunir y el orden en el que se harán las fotos para que las vaya llamando y reuniendo mientras el fotógrafo y vosotros permanecéis en el sitio en el que os queréis hacer las fotos. Si no lo organizáis lo más probable es que luego sea muy difícil reunir a la gente y os acaben faltando fotos.

Otro consejo: Mucho mejor si van dos fotógrafos, así podrán captar más momentos, como por ejemplo fotografiar a la vez tanto a la novia llegando al altar como la cara del novio esperándola. Esa es una de las cosas que faltó en mi reportaje de boda. Por otros familiares que se han casado después, he visto que hay estudios que llevan dos fotógrafos, y eso me hubiera gustado aunque me hubiese costado un poco más.




No hay comentarios:

Publicar un comentario