27.11.12

Mi experiencia con el vestido de novia

Queridas novias, la magia existe, y la prueba de ello es el momento en el que encuentras tu vestido.. o cuando te encuentra él a tí. Cuando te lo pruebas por primera vez hay algo que te dice "Es este" y automáticamente te imaginas con él puesto el día de la boda.

El primer vestido que me gustó buscando por Internet fue el modelo Tampico de Pronovias:


Pero  como no lo tenían en la tienda y lo tenían que pedir a Barcelona, mientras lo traían fui a otra tienda que encontré por casualidad dando un paseo por el centro de Madrid. La marca era Novissima (Charo Peres), la misma marca del vestido de novia de una de mis mejores amigas, y subí a pedir el catálogo. En vez de eso, me dieron cita para la semana siguiente y allí fui. Me probé unos 8 vestidos, pero cuando me probé el mío supe instantáneamente que iba a ser difícil de superar. Todavía recuerdo cuando lo ví en la percha y dije ¡qué bonito! ¡me lo pruebo!. Porque en Charo Peres me dejaron ver los vestidos directamente en las perchas, además de los que tenían en el catálogo. 

Os presento a mi vestido:



Y aunque fui a Pronovias, y me probé el modelo que os he enseñado y alguno más como el que os muestro a continuación, no tuve dudas y me quedé con el anterior. Era el qué más me hacía sentirme yo misma.


Lo acompañé de una preciosa mantilla, que hacía juego con el encaje de delante y adornaba la parte de atrás que era bastante sencilla. La dependienta, Maribel, fue un encanto y una gran profesional y desde aquí le doy las gracias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario