2.12.12

Mi ramo de novia y algunos consejos para elegirlo

El ramo se debe encargar unos 15 días antes de la boda, si está hecho con flores frescas, pero deberéis ir definiendo antes lo que os gusta, en función de cómo hayáis elegido el vestido y de vuestros gustos y preferencias en cuanto a flores, colores y la forma del ramo.

Hay que tener en cuenta:

1) Longitud de la cola y forma del vestido
2) Color del vestido
3) Época del año. Si son flores frescas, se deberá tener en cuenta la flor de temporada
4) La estatura y la silueta de la novia: Si la novia es de estatura baja, el ramo deberá ser pequeño y tipo bouquet, y si es alta, puede permitirse un ramo en cascada.

Si el vestido tiene cola, admite muy bien un ramo en cascada. Este tipo de ramo deberá tener una longitud acorde tanto con el largo de la cola, como con la altura de la novia. Aquí os podrá aconsejar el florista, al que debéis llevar una foto del vestido.

Si el ramo es tipo bouquet, mi opinión personal es que quedan más finos si no tienen demasiado largos los tallos y si no se ven, es decir, que vayan rodeados por una cinta, preferiblemente de tela. Pero eso es gusto personal.

En cuanto los colores, queda muy bonito, si algunas flores del ramo hacen juego con el color de la corbata del novio. También se puede combinar con el color de los zapatos de la novia, que ya no tienen porqué ser blancos.

Una cosa que yo hice y que me sirvió para decidirme en cuanto a los colores del ramo, fue hacer montajes con Powerpoint de mi vestido con ramos de distintos colores. Me fue muy útil, os lo recomiendo.

El tipo de flores que yo escogí fueron las preservadas, ya llevan un tratamiento por el que duran muchos años como si estuvieran frescas, y ni manchan, ni pesan, ni se marchitan. A mí me gustaron, porque además de ser bonitas, permitían más creatividad, usar flores aunque no sean de temporada, e incluso tuve prueba de ramo como del vestido. Unos 15 días antes de la boda, tuve una cita con la florista para que viera como llevaba el ramo y si me gustaba o quería algún cambio. El resultado superó mis expectativas y unos días antes de la boda ya tenía el ramo en casa y sabía que era perfecto, lo que me dió tranquilidad. Lo compré en Lunaria.

Respecto a los precios, los de las flores frescas rondan los 120-150 euros y el de flores preservadas a mí me costó 170 euros.

Además compré un ramito pequeño a juego que llevó una damita de honor de 2 añitos, y que luego le regalé a una amiga, ya que el mío se lo regalé a mi hermana.

Respecto a mi ramo, tenía claro que quería que tuviera orquídeas, rosas y jazmines, ya que todas esas flores tienen un significado especial para mí. Además, quería que fuera con un poco de cascada pero sin ser demasiado grande, ya que me parecen más cómodos de llevar que los bouquets y evita el que puedan ponerle un tallo demasiado largo, que a mí personalemente no me gusta. 

Para terminar os dejo unas fotos de mi ramo para que lo veáis


¿Os ha gustado mi ramo?¿Llevaréis flores preservadas o frescas?

No hay comentarios:

Publicar un comentario