19.12.12

Libros de firmas

La opción del libro de firmas debéis pensarla. Yo en un principio no lo puse, pero mi familia me dió la sorpresa el día de la boda de llevar uno y pasarlo a la gente sin que yo me enterara para firmarlo, y la verdad es que me hizo mucha ilusión. Queda después como un bonito recuerdo con palabras de las personas que más te quieren.

Hay muchas opciones de libros de firmas, y muchas maneras de personalizarlos. Por ejemplo, en dónde hicimos las invitaciones también ofrecían libros de firmas a juego.

En algunas webs he leído una forma muy original y que me ha encantado de hacer un libro de firmas para el día de la boda. Consiste en poner piedras, más o menos planas, para que escriban los invitados en ellas, con un boli de esos que no se borran que usamos para escribir en los CDs, y luego meterlas en un jarrón de cristal, que nos servirá como un bonito recuerdo de la boda y que podremos poner en casa para tener siempre presentes esas palabras de cariño ¿A que es bonito?

No hay comentarios:

Publicar un comentario