1.12.13

¿Contratamos a un organizador de bodas?


Llevo ya un año escribiendo el blog y nunca os he hablado de la figura del organizador de bodas o wedding planner, así que hoy trataré ese tema. 

Los motivos para contratarlo suelen ser: por falta de tiempo, porque no les gusta organizar eventos o bien porque saben lo que un wedding planner puede hacer por ellos. Para la organización de nuestra boda yo tenía tiempo y ganas, y pensé que no sería necesario. Lo fuimos organizando todo con mucho cariño poniendo especial interés en aquellas cosas que a nuestro parecer eran fundamentales, sobre todo la celebración y la música. Tengo que decir que el resultado final nos gustó. Fue una boda clásica con ciertos toques personales, que creo que reflejaba a la perfección nuestra personalidad.

Sin embargo, pensándolo a posteriori, sí me hubiera gustado contar con alguien que guiara nuestros pasos el mismo día B. Nos hubiera venido muy bien para liberar a mi hermana y a mi cuñada de ciertas responsabilidades que les dimos en la boda, como procurar que todo el mundo esté dentro de la Iglesia cuando llegara yo, repartir los misales en los bancos, repartir el arroz, estar atentas al momento oportuno de repartir los detallitos para los invitados… Además de todo esto me hubiera ayudado mucho también en controlar que las entregas de los ramos (a mi hermana, a mi amiga y a nuestras madres) se hicieran de una manera más organizada, por ejemplo . En fin, que aunque nos apañamos y todo salió bien, para que todo hubiera ocurrido a su debido tiempo y no tuviéramos que estar pendientes de tantas cosas, creo que nos hubiera venido muy bien contar con un profesional que lo dirigiera todo, ya que tanto los novios como los familiares tienen que disfrutar ese día al máximo.

En mi opinión, es una profesión que deben llevar a cabo personas con unas capacidades especiales de empatía, psicología y de atención al detalle. Esas cualidades deberían servirles para conocer a los novios lo suficiente como para saber lo que buscan y ayudarles a encontrarlo, independientemente de sus propios intereses. Deberían ser personas que nada más verlas te den esa sensación de que ya las conocías antes y con las que te encuentres tan cómodo como para dejar en sus manos la organización de ese día tan especial, en las que sientas que puedes confiar. Y eso es lo que me pasó cuando conocí a las chicas de Per Sempre Eventos, Celia y Gloria. Hemos coincidido ya en varias ocasiones y me parece que tienen las cualidades que os he comentado, así que me puse en contacto con ellas para hacerles unas preguntas que nos ayuden a conocer un poquito mejor esta profesión: 

Las Bodas De Raquel ¿Qué es un wedding planner u organizador de bodas? ¿A qué se dedica?
Per Sempre Eventos: Un Wedding Planner es un profesional que se encarga de la organización de un evento concreto: una boda. Su trabajo no se reduce a la decoración, ni a la selección de este o aquel proveedor, si no que debe tener una visión total de la boda y controlar absolutamente todos los aspectos que conllevan la organización de una boda.

Los WP asumen una responsabilidad enorme en el momento en que los novios contratan sus servicios ya que en sus manos está que todo salga a la perfección en el día más importante de la pareja. 




LBDR ¿Porqué los novios deberían contratar un organizador de bodas? ¿Cuáles son las ventajas? 

Per Sempre Eventos: Organizar una boda supone mucho más trabajo del que a priori una pareja es consciente. Son multitud de detalles, decisiones y búsquedas que en muchos casos suponen mucho estrés para la pareja. Contratar un WP facilita este proceso: como profesionales que conocen el sector son capaces de asesorar a las parejas, ayudarles en la toma de decisiones y ayudar a materializar las ideas que las parejas tienen en la cabeza.

¿Las ventajas que se consiguen? Fundamentalmente ahorro (de tiempo, de esfuerzo, de búsquedas infructuosas, y de tensiones); tranquilidad al saber que un profesional se está encargando de que todo salga a la perfección y que cualquier imprevisto estará bajo control; y por último, aporta creatividad para que la boda sea un acontecimiento inolvidable que refleje la personalidad de los novios. 


LBDR ¿Cuáles son los problemas a los que sueles enfrentarte? ¿Cómo los solucionáis? 

Per Sempre Eventos: Cada boda es diferente, y los problemas suelen ser variados. En general, suele haber problemas en el momento de definir la boda en base al presupuesto. Las novias, que por lo general son las que participan más activamente en el proceso de organización de la boda, acuden a nosotras con un millón de ideas en la cabeza. En casi todos los casos, hay que hacer una selección: no todas las ideas casan con la temática escogida y en algunos casos tampoco se pueden llevar a cabo debido al presupuesto. Esto puede provocar fricciones, pero siempre se llega a una solución dando opciones, explicando pausadamente los porqués y hablando, hablando, hablando. Somos partidarias de hablar mucho con las parejas, escucharlas y atender todas las dudas y preguntas.

Otro problema que se presenta, pero este es previo a la contratación de los servicios, es explicar que “hacemos los WP”. Por eso, la labor de información, de hablar con los novios es fundamental para hacerles ver en que les podemos ayudar y que supone tener en su boda un WP. 

LBDR ¿Es difícil conectar con las parejas para entender el tipo de boda que desean? 

Per Sempre Eventos: Normalmente, en la primera reunión con los novios les animamos a que nos hablen de ellos y de su relación, nos cuenten todas las ideas que tienen en la cabeza, como ven el día de su boda y con todo esto tratamos de hacernos una idea de lo que buscan. Además, en muchos casos, vienen cargados con fotos, revistas que siempre ayuda a definir más claramente la boda que quieren. 

LBDR ¿Cuál es la parte de la boda en la que os piden más implicación? 

Per Sempre Eventos: No hay una regla fija pero puede ser en la coordinación del día de la boda. Ese día los novios deben delegar todo en nuestras manos: les hemos acompañado en el proceso y sabemos como tiene que “suceder” todo en el día de la boda. Gracias al tiempo que compartimos con ellos organizando toda la boda se genera una relación de confianza que hace que los novios se limiten a disfrutar de su día, olvidándose de todo lo demás porque saben que nosotras estamos ahí. 

LBDR ¿Y cuál es la parte que más os gusta? 

Per Sempre Eventos: Como profesional, como WP, cuando ves que todo lo que se ha ido hablando y perfilando en las reuniones se convierte en realidad y conseguimos que los novios tengan la boda que querían. Ese primer momento en que los novios acceden al lugar del enlace y te miran y sonríen. En ese instante sabes que has hecho bien tu trabajo.

Personalmente, me quedo con el momento en que los novios se ven, esas miradas son muy especiales. 

LBDR ¿Cómo sería la boda perfecta? 

Per Sempre Eventos: Cada pareja es diferente y por tanto cada boda lo tiene que ser. No existe una boda perfecta, si no que cada pareja debe tener su boda perfecta. Para nosotras es aquella en que los novios tienen todo lo que habían soñado para su día y en la que disfrutan al 100% de todos los momentos rodeados de su familia y amigos.



LBDR ¿Nos puedes contar alguna anécdota en la organización de alguna boda? 

Per Sempre Eventos: Una boda en un jardín este verano en Madrid, en la que cientos de velas iluminaban todo el espacio. Resulto que fue el único día de todo el mes que hizo viento y tuvimos que estar encendiendo durante la mitad de la noche todas las velas. Además el viento tenía unos “ayudantes” en forma de enanos que se dedicaron también a apagar las velitas. Con un poco de psicología infantil los reclutamos para nuestro equipo y acabaron avisándonos de cada vela que se apagaba. 





LBDR ¿Con cuánto tiempo de antelación tienen que contratar vuestros servicios y qué cosas tienen que tener claras antes de hacerlo? 

Per Sempre Eventos: Para una organización integral de la boda es ideal que nos contraten desde el momento en que empiezan a elegir proveedores para poder ayudarles en el proceso. La media para la preparación de la boda es 12-10 meses de adelanto. Si sólo quieren que les ayudemos con los últimos preparativos, y estemos con ellos el día de la boda suele ser suficiente con un mes de antelación siempre que la fecha esté disponible. Nuestro consejo, es que si han decidido contratar un WP no lo dejen para última hora.


Una cosa más sobre ellas. No sé si recordaréis el post que escribí sobre el concurso de decoración de mesas de banquete al que asistí en Mi boda rocks Experience. Si no, podéis leerlo aquí. Pues bien, Per Sempre Eventos no sólo participó, sino que además ganó, con su preciosa mesa para una boda de invierno basada en el cuento de Heidi. En estas fotos podéis recordar cómo era la mesa y en su blog podéis leer cómo se inspiraron y ver más imágenes del resultado final. Merece la pena.



Espero que os haya ayudado a decidiros ¿alguna duda más sobre por qué contratar un wedding planner?


*Fotos de Per Sempre Eventos

No hay comentarios:

Publicar un comentario