26.5.14

Tocados, pamelas y pajaritas

El uso de los tocados se está extendiendo cada vez más y ha dejado de ser una excepción para generalizarse, sobre todo gracias a las facilidades que tenemos ahora para encontrarlos a precios más asequibles y totalmente personalizados.

Los tocados se pueden usar tanto en bodas de día como de noche, pero varía su tamaño en función de la hora del evento: más grande para el día y más pequeño para la noche. Las pamelas sólo deben usarse para eventos que se celebren por la mañana o a media tarde, antes de que se ponga el sol. Los tocados se suelen llevar con vestidos cortos aunque también se puede llevar uno pequeño con vestidos largos, sobre todo en el caso de los testigos en bodas de noche, y las pamelas siempre van con vestidos cortos. El protocolo marca que no se deben quitar en ningún momento, pero como el protocolo a veces está para saltárselo y prima la comodidad, he visto incluso una boda en el número 17 de la revista Lucía se casa un tendedero con pinzas incluido en la decoración del baile, en la que se indica en una pizarra la posibilidad de quitarse el tocado después de comer y colgarlo durante el baile.

A la hora de elegirlo la persona que lo confecciona te puede aconsejar sobre qué formas y colores pueden ir mejor con tu morfología, con tu vestido y con tu peinado, así como explicarte cómo debes colocarlo exactamente. Eso sí, si quieres lucir un tocado espectacular, lo mejor es que el vestido y los demás complementos sean sencillos.


El otro día tuve la suerte de conocer a Elena Cano y gracias a ella me adentré un poco más en el mundo de los tocados. Me encanta conocer gente que trabaja con sus manos y pone toda su ilusión y creatividad al servicio de los demás para ofrecerles un producto totalmente personalizado. Es una chica encantadora que viene de familia de modistas, por lo que el uso de las telas y las agujas corre por sus venas. Además estudió interiorismo lo que complementa a la perfección sus conocimientos a la hora de combinar formas y colores, y eso se nota en sus tocados y en todo lo que hace, incluso en el diseño de su logo que es obra suya. 
 

Elena no tuvo ningún reparo a la hora de enseñarme su taller y contarme su forma de trabajar: Puedes elegir tu tocado sobre un modelo incluido en su catálogo y que puede adaptar a tu gusto y cambiarle los colores según el color del vestido, cambiar el tamaño e incluso algún detalle como plumas o flores. O bien, diseñar desde el principio un tocado totalmente personalizado para ti. Normalmente se desplaza a tu domicilio con el catálogo para decidir cuál es el tocado que necesitas y durante el proceso de elaboración del tocado te va mandando fotografías para ver si es como lo querías o si tiene que cambiar algo, y cuando le das el visto bueno lo remata y te lo lleva a casa. Las novias también tienen la opción de ir a probárselo a su taller antes de rematarlo y hacerle los cambios necesarios allí mismo, así la novia puede estar segura de que el tocado que lucirá en su boda será perfecto para ella.

Podéis ver el catálogo y otros ejemplos de tocados realizados en su web o en su Facebook. A continuación os muestro mi selección:


Pero mi favorito sin duda es este que os muestro a continuación y que además ¡es mío! Es el tocado que llevaré a la boda de mi prima en agosto:


Pero Elena no se olvida de nadie. Por supuesto que elabora tocados también para la novia totalmente personalizados y tan originales como estos dos:



Para la madrina o alguna invitada muy cercana confecciona estas preciosas pamelas:





Y para los chicos ¡Pajaritas!. Me encantan los novios con pajarita, sobre todo en las bodas civiles en el campo. Para los invitados las confecciona en muchas ocasiones a juego con los tocados: 


Por último, para terminar de enseñaros el trabajo de Elena Cano también quería mostraros un ejemplo de los bolsos que confecciona. Podéis encontrar algunos modelos ya hechos o pedirle que os confeccione uno totalmente personalizado. Ella se encargará de buscar la tela más apropiada según lo que le pidáis y haceros vuestro bolso único:


En fin, que me encantó conocer a Elena, ver su magnífico trabajo y su ilusión y traerme el tocado perfecto para mi vestido y mis complementos que luciré orgullosa en agosto. Espero que os haya gustado su trabajo tanto como a mí. Me apetecía mucho enseñároslo.

2 comentarios:

  1. Yo hace tiempo que soy cliente de Elena Cano Tocados y con cada trabajo quedo más satisfecha, por su creatividad y porque sabe captar perfectamente mis deseos.
    Una entrada perfecta para un trabajo bien hecho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias por tu comentario! A mí también me encanta el trabajo de Elena y estoy feliz con mi tocado.

      Eliminar